Madre e hija

De repente, tu niña pequeña ya no es tan pequeña. Estuviste ahí cuando pronunció sus primeras palabras, la acompañaste en su primer día de clases y ahora estarás ahí para su primer periodo y mientras atraviesa por la pubertad. Pero no te preocupes, no es de esperarse que tengas todas las respuestas. Para eso estamos nosotros, para ayudarte a obtener todos los consejos que necesitas para que ayudes a tu hija a disfrutar de la aventura de convertirse en mujer. También estamos aquí para ayudarte a elegir las toallas femeninas y los protectores diarios adecuados para ella; para que las dos se sientan a gusto durante este periodo de crecimiento.