Calendario del periodo

Calendario de menstruación

Los cambios en los niveles hormonales durante tu ciclo mensual traen consigo toda una serie de cambios en el cuerpo. Estos incluyen:

  • Cambios en el flujo vaginal
  • Aumento y descenso de la temperatura corporal
  • Cólicos estomacales
  • Dolor
  • Cambios de humor

Para anticiparte a síntomas como el dolor y los cólicos, es una buena idea llevar un registro del ciclo menstrual y de los síntomas del periodo en un calendario. Esto te puede ayudar a predecir tus periodos, notar cambios en tu cuerpo e identificar síntomas premenstruales u otros síntomas del periodo. Además, cuando visites a tu médico y te pregunten la fecha de tu último periodo, estarás preparada para contestar esa y cualquier otra pregunta relacionada con tu ciclo.
Otra buena razón para llevar un registro de tu ciclo es para evitar hacer una cita médica durante el periodo. Algunas pruebas como el Papanicolau (citología), deben realizarse cuando no estás sangrando, por tanto, es importante saber en qué etapa de tu ciclo estás. En última instancia, el registro te proporciona un mayor control sobre tu salud reproductiva y te ayuda a entender los ritmos de tu propio cuerpo.

Consejos útiles

Llevar un registro de los síntomas de tu periodo en un calendario del ciclo mensual es simple, pero necesitas recordar que debes hacerlo. Asegúrate de anotar el primer día de tu periodo. También considera anotar cuando tienes cólicos, si tienes cambios de humor, cambios en el flujo vaginal, experimentas dolor cuando no esperas tenerlo, u otros cambios que consideres inusuales. Pronto surgirá un patrón cíclico y podrás encontrar coincidencias entre ciertos síntomas y tu periodo.
Si deseas identificar los momentos en que ocurren síntomas específicos, considera registrar los cambios usando la temperatura basal de tu cuerpo. La mayoría de los ginecólogos tiene una gráfica que puedes usar para este fin. Necesitas conseguir un termómetro digital, el cual es muy fácil de usar. Después de una noche de sueño reparador y antes de levantarte de la cama, lo primero que debes hacer en la mañana es tomar tu temperatura. La temperatura basal de tu cuerpo aumenta de medio grado a un grado Fahrenheit cuando estás ovulando.
Si no estás embarazada, la temperatura de tu cuerpo volverá al nivel que tenía antes de la ovulación a medida de que los niveles de estrógeno y progesterona bajan y te aproximas a tu siguiente periodo. Sin embargo, si estás embarazada, la temperatura basal de tu cuerpo permanecerá elevada durante más de 16 días después de la ovulación.
Al llevar un registro de tus periodos, ten en cuenta que tu médico podría hacerte las siguientes preguntas:

¿Cuánto dura tu periodo?

Marca los días de tu periodo en un calendario. El primer día de tu periodo es también el "día uno" de tu ciclo mensual. Si empiezas a registrar tu ciclo cada mes, verás un patrón. Un ciclo normal dura entre 21 y 35 días.

¿Qué tan abundante o escaso es tu flujo?

Si has tenido el periodo durante varios años, ya debes saber qué aspecto tiene tu flujo. Por tanto, registra si tu flujo es escaso o abundante y anota cualquier cambio en el color y la textura, por ejemplo, si notas la presencia de coágulos. Informa a tu médico si notas algo inusual en la duración de tu periodo, en la cantidad de flujo o en el aspecto que presenta.

Otros síntomas

Anota cualquier secreción vaginal inusual que se produzca durante el mes. Es posible que notes un flujo más espeso o pegajoso a la mitad del ciclo. Otros cambios que te proporcionarán a ti y a tu médico información importante son:

  • Cualquier variación en la duración de tu periodo
  • Cambios en la fecha o la cantidad del sangrado menstrual, como sangrado entre periodos
  • Periodos irregulares
  • Cualquier cambio en las secreciones vaginales como el color y la cantidad, particularmente si hay comezón u olor
  • Problemas de lubricación vaginal
  • Cualquier dolor pélvico, esté o no relacionado con tu periodo
  • Depresión, cambios de humor e irritabilidad

Si algunos síntomas parecen inusuales, llama a tu ginecólogo de inmediato.

 

Always